Tequesquitengo, sus Encantos y sus Misterios

0
1361
Tequesquitengo
Tequesquitengo

La historia del pueblo sumergido fue por más de 150 años un misterio

POR: HUGO CALDERÓN CASTAÑEDA

El lago de Tequesquitengo, desde hace varias décadas, es un importante atractivo turístico del Estado de Morelos. También es conocido como “El Mar de Morelos”, y ofrece diversas actividades acuáticas. La historia del pueblo sumergido bajo sus aguas, fue por más de 150 años un misterio. Así pues, Tequesquitengo, tiene encantos y misterios, que atraen a turistas nacionales y extranjeros.
Tequesquitengo, se ubica rumbo al sur de la capital morelense, Cuernavaca. Pertenece al municipio de Jojutla. Tienen una temperatura media anual de 25 grados. A mediados del siglo XVII, se asentó una población indígena en esta región.

Tequesquitengo
Tequesquitengo


Su nombre significa “lugar en la orilla del tequesquite”. En 1865, el pueblo se inundó. Se dice que, por un sismo ocurrido en 1845, se registraron fisuras que originaron filtraciones en el lago de Tequesquitengo.
En la década de 1950, el nivel subió 2.5 metros hasta inundar construcciones a lo largo del margen del lago. Se perforó un túnel de desfogue en el flanco occidental del mismo, para liberar agua hacia el río Amacuzac.
La información histórica delimitaba el proceso de inundación a poco más de un siglo, (entre 1845 y 1960), pero sin esclarecer la causa del mismo, ni por qué el nivel del lago seguiría incrementándose de no ser por el túnel de desfogue.
En un documento anónimo, se mencionaba que en 1856 el agua había alcanzado el atrio del templo religioso erigido en 1827.Otras versiones indican que los dueños de la Hacienda de Vista Hermosa, inundaron a propósito el poblado para ampliar sus cultivos de caña.

AUGE DEL ESQUÍ ACUÁTICO
A lo largo de los años, el Lago de Tequesquitengo, ha tenido diversas etapas. En la década de los años 50 del siglo pasado, empezó su auge, con el esquí acuático, que se puso muy en boga. También en Acapulco, pero Morelos estaba más cerca que el puerto guerrerense, y empezaron a llegar turistas nacionales y extranjeros.
En 1962, Eduardo López Román, mejor conocido como “El Molacho”, llegó procedente de Acapulco, y aquí se quedó. La primera vez que vino a teques, fue en 1957. Ha sido una leyenda del esquí acuático en Tequesquitengo.
Participó en varias películas nacionales. Una de ellas, con Mauricio Garcés, en la cual asesoró a la guapa Rosa María Vázquez, en las escenas donde aparece esquiando en Tequesquitengo. También trabajó con Capulina, en las cintas “El Rey de Acapulco” y “Buenos días Acapulco”.
Tequesquitengo, aunque no lo crean, también tiene su canción: Lago de amor, interpretada por Los Charangos de Morelos, un grupo formado en el poblado de Tehuixtla.

Tequesquitengo
Tequesquitengo

HAY DIVERSAS ACTIVIDADES
Actualmente, en el lago de Tequesquitengo y sus inmediaciones, existen diversas actividades recreativas. Además de esquiar y pasear en lancha, los visitantes nacionales y extranjeros pueden practicar el buceo, y visitar los restos de la iglesia hundida en el centro de la laguna.
Existen clubes de playa que ofrecen bebida y comida nacional e internacional. También hay empresas ejidales que administran playas que pueden ser visitadas por grupos familiares, como son Playa Xoxocotla, Playa Larga y Playa Coqueta.
Además, hay algunos restaurantes de comida mexicana en las orillas del lago.
Además, se ofrecen vuelos en avioneta sobre el Lago de Tequesquitengo, así como paracaidismo y el tripular aparatos ultraligeros, lo que ha tenido gran auge en la región.

Tequesquitengo
Tequesquitengo

JUEVES DE LA ASCENSIÓN
Una de las principales celebraciones de la región, el Jueves de la Ascensión del Señor, se realiza en las aguas del Lago de Tequesquitengo. Es un festejo católico que recrea la Ascensión de Cristo, y se realiza todos los años, cuarenta días después de la Semana Santa.
Participan los habitantes de Tequesquitengo, así como de lugares aledaños. Hay procesiones de lanchas, botes y pequeñas embarcaciones, todas ellas adornadas profusamente.
Hace unos años, en una de estas celebraciones se registró una tragedia, ya que se hundió la lancha en donde viajaba el Padre Garduño, quien desafortunadamente perdió la vida.