Vamos al Zoofari

0
1724
Zoológico

Cuando supe de un sitio donde los animales viven de forma muy similar a su hábitat, libres, de inmediato hice los arreglos necesarios para ir a conocerlo.

El Zoológico Zoofari, está ubicado en la comunidad de Teacalco, Morelos, justo en los límites con el Estado de Guerrero, para llegar es muy fácil, solo tomé la autopista del sol y en la desviación a Puente de Ixtla tomé al poniente, seguí hasta Amacuzac y después de pasar por la localidad de Huajintlán, vi la entrada del lado izquierdo. Recorrí alrededor de 50 minutos desde la ciudad de Cuernavaca.

Al llegar, lo primero que me llamó la atención es que venden alimento para que puedas dárselo a algunos animales durante el recorrido, que por cierto está dividido en varias secciones, la primera parte la recorrimos en el auto, viendo animales pastar como las jirafas y las gacelas, por un momento te sientes realmente transportado a algún lugar de África, poco después bajamos del auto para ver de cerca los elefantes, los hipopótamos y en un pequeño lago patos y monos que viven en las islitas del lago. Al fondo está una jaula con enormes gorilas.

De vuelta al auto, pasamos por una gran área donde están los búfalos, las cebras y otros animales que toman el sol tranquilamente.

Más tarde entramos al área de los felinos, donde pude admirar a los tigres y leones.

En el centro del zoológico está otra área para caminar, en donde se exhiben muchos animales como las aves y los jabalíes, además de roedores  y te puedes tomar fotos con un cachorro de jaguar y aves de colores brillantes.

En este lugar está también la tienda de regalos para que lleves recuerdos a tus amigos y familiares, como playeras, fotos, posters, tazas, gorras, etc.

Como ya era la hora de comer, decidimos ingresar al restaurante que está en esta misma área, al entrar pudimos admirar desde las alturas, la zona de las jirafas y el lago. Qué bonito se veían todos libres. Después de una deliciosa comida, seguimos recorriendo la parte final del zoológico, despidiéndonos de él al igual que los rayos solares que se iban perdiendo en el horizonte… apenas acabo de llegar y ya quiero regresar!