Una enciclopedia que se come con los ojos

0
758
Libro Tacopedia
Libro Tacopedia

POR RICARDO MORENO VALENCIA

Dos hechos por todos conocidos: El primero: en México nadie lee ya las enciclopedias. Esos pesados tomos, bellamente encuadernados y con un contenido editorial desbordante, si alguna vez alcanzaron a ser leídos, sus lectores ocasionales fueron adolescentes en búsqueda de lograr un propósito escolar.
De hecho, nadie alcanzó nunca a abrir más de tres tomos de los diez o quince de esa rara colección, en más de una década. Digamos que los libreros sucumbieron ante el enorme de peso de esas obras y, debilitados primero, ladeados después y retirados de su uso, fueron esos muebles los que mayor contacto tuvieron con las pesadas obras, que están por cientos o miles a la venta en las librerías de usado, en cualquier sitio del país. Pero siguen sin ser leídas.
Segundo: no hay mexicano que no entienda, disfrute, recomiende ese manjar de la comida mexicana llamado taco. Es algo inherente al ser nacional, como la devoción por las madres, la carrilla salvaje entre amigos y la tendencia a apodar aun a quienes no se conoce.

Libro Tacopedia
Libro Tacopedia


No hay en México concentración humana (edificios en construcción, conciertos musicales, mercados, terminales de autobuses, plazas comerciales) en donde no esté presente el olor a fritanga y su oficiante principal, conocido como taquero, esa figura a veces de modales rudos, las más de las veces indulgente y siempre apreciada por los comensales hambrientos.
Todo lo anterior es para recomendar al lector que lea, que disfrute, que devore la única enciclopedia que se lee actualmente, es decir La Tacopedia, de Trilce Ediciones.
Es un menú previsible, birria, canasta, carnitas, guisados, dorados, más un extra con las primas del taco, como las enchiladas y las quesadillas.
Y una tacografía que ilustra la geografía del taco en el entorno nacional.
No es una obra para el centro del país, porque sus recomendaciones incluyen prácticamente todos los estados, incluido Morelos. Lástima que de esta entidad sea Los Colorines el sitio recomendado, porque su servicio es tan malo que debería reconvertir su vocación a comida para llevar. Y eso quién sabe.
Pida su enciclopedia y sus tacos a su librero y taquero favorito.